Inicio Salud El Área Sanitaria Norte de Jaén promociona la lactancia materna

El Área Sanitaria Norte de Jaén promociona la lactancia materna

0

JAÉN, 5 (EUROPA PRESS)

Profesionales del Área Sanitaria Norte de Jaén están desarrollando durante esta semana diversas actividades con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este año lleva como lema ‘Impulsemos la Lactancia Materna: Apoyando y Educando’, con el objetivo de promocionar esta práctica.

Así, en el Hospital Universitario ‘San Agustín’, se han realizado actividades de concienciación y difusión de la lactancia materna, revisión de protocolos, además de participar en el proceso de selección de centros comprometidos con la excelencia en relación a la lactancia materna.

Junto a ello, según se ha informado desde la Junta de Andalucía, se han instalado mesas informativas para gestantes y puérperas en el centro de salud Virgen de la Cabeza, una sesión formativa para profesionales en Puerta de Madrid, de Andújar, además de una actividad grupal en Arjona, con taller de lactancia materna para puérperas, entre otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses de vida y posteriormente mantenerla hasta los dos años junto con la alimentación complementaria, produciéndose el destete cuando madre o hijo deseen.

La leche materna está perfectamente diseñada para las necesidades inmunológicas y nutricionales del recién nacido, además, promueve el vínculo entre madre y bebé y proporciona diferentes ventajas para madre e hijo.

Las evidencias científicas disponibles constatan que este tipo de alimentación debe mantenerse de forma exclusiva hasta que los bebés cumplan seis meses y hasta los dos años junto a otros tipos de nutrientes.

Estos estudios indican también que la madre es capaz de producir la leche que su hijo necesita en cada momento, de modo que sus características y cantidad varían durante su crecimiento, además que aporta anticuerpos y sustancias biológicas activas que son capaces de disminuir el riesgo del niño de padecer infecciones y enfermedades cuando sea adulto.

(EUROPA PRESS)

Otra de sus ventajas es el estrecho vínculo que se crea entre la progenitora y el recién nacido, lo que incluso permanece después, junto a la mejora de la capacidad de visión o el desarrollo intelectual, así como la disminución de la obesidad infantil.

Este hábito favorece también la contracción del útero, disminuye el sangrado tras el parto, ayuda a que se consuman las reservas de grasa acumuladas durante el embarazo y reduce el riesgo de desarrollar determinados tipos de cánceres.

Para lograr este objetivo desde el Área Sanitaria Norte de Jaén se realiza una labor de formación sobre la lactancia materna, que involucra a todos los actores y niveles que intervienen en ella, además de educación desde el inicio del embarazo. Este tipo de apoyo se presta desde los diferentes servicios de salud por parte de los profesionales sanitarios.


- Te recomendamos -