Inicio Salud Los adolescentes que sufren una conmoción cerebral pueden recuperarse más rápidamente volviendo...

Los adolescentes que sufren una conmoción cerebral pueden recuperarse más rápidamente volviendo a la escuela, según un estudio

0
Noticias de Salud

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Nationwide Children’s Hospital (EEUU) han descubierto que limitar el tiempo de uso de pantallas y volver pronto a la escuela tras una conmoción cerebral puede acelerar la recuperación, así lo desvelan en un estudio publicado en ‘British Journal of Sports Medicine’.

“En nuestro estudio, el aumento del tiempo pasado en el aula, la participación en algunas actividades extraescolares o el trabajo se asoció con una resolución más rápida de los síntomas, especialmente en el caso de los participantes con puntuaciones más bajas de los síntomas agudos”, ha afirmado el autor principal, Jingzhen Ginger Yang, investigador principal del Centro de Investigación y Política de Lesiones del Instituto de Investigación Abigail Wexner del Hospital Infantil Nacional.

“Sin embargo, cuando las actividades implicaban un tiempo de pantalla significativo -como navegar por Internet o jugar a videojuegos/ordenadores- durante la primera semana tras la lesión, los síntomas se resolvían más lentamente”, ha añadido.

Aunque algunas investigaciones sobre la conmoción cerebral pediátrica han sugerido que una introducción más temprana de la actividad física favorece la recuperación, se sabe poco sobre la intensidad y la duración de la actividad cognitiva después de la conmoción cerebral y su posible influencia en los resultados de la recuperación de la conmoción cerebral.

Este nuevo estudio, realizado por expertos del Centro de Investigación y Política de Lesiones de Nationwide Children’s, la división de Medicina Deportiva, el Centro de Salud Bioconductual y la división de Medicina de Emergencia, evaluó la intensidad y la duración de la actividad cognitiva diaria informada por adolescentes (de 11 a 17 años) después de una conmoción cerebral y examinó las conexiones entre estas actividades y la duración de los síntomas.

Los participantes informaron de un aumento de las actividades cognitivas de baja intensidad -como escuchar música, leer, ver la televisión y hacer o recibir llamadas telefónicas- y de los minutos totales de actividades cognitivas generales a medida que se resolvían sus síntomas.

EL REPOSO FÍSICO PROLONGADO APENAS MEJORA LOS RESULTADOS

Las directrices clínicas anteriores para jóvenes con conmociones cerebrales recomendaban un reposo físico y mental completo hasta la resolución de los síntomas para evitar una nueva lesión y reducir las demandas sobre el tejido lesionado. Sin embargo, datos clínicos y experimentales recientes han demostrado que el reposo físico prolongado apenas mejora los resultados funcionales, y que el aislamiento y el retraimiento resultantes pueden tener consecuencias físicas, sociales y educativas no deseadas.

Leer más:  Las plantas fotovoltaicas son espacios muy beneficiosos para la fauna silvestre y la biodiversidad local, de acuerdo con una investigación

“Los niños y los adolescentes deben ser alentados a volver a sus rutinas y participar en actividades como clubes, trabajos y tareas después de experimentar una conmoción cerebral, pero hay que tener en cuenta que para algunos pacientes, el tiempo de pantalla prolongado en actividades no escolares, como juegos o desplazarse por Internet, puede afectar la recuperación si está empeorando sus síntomas”, ha señalado el coautor Thomas Pommering, jefe de división y director de las clínicas de conmoción cerebral de la división de Medicina Deportiva de Nationwide Children.

“Recomendamos a los pacientes con conmoción cerebral que elijan bien su actividad frente a la pantalla, centrándose primero en las exigencias escolares”, ha añadido.

RECUPERACIÓN MÁS TARDÍA CUANDO SI NO SE VUELVE AL COLEGIO

Según el estudio, el tiempo medio de vuelta al colegio de los niños tras una conmoción cerebral fue de casi una semana. Los síntomas se resolvían más léntamente cuando se retrasaba la vuelta al colegio. Además, participar en actividades del club se asoció con una resolución más rápida de los síntomas.

“Tener una mejor comprensión de la ‘dosificación’ y el momento adecuados para introducir la actividad cognitiva es una necesidad crítica para nuestros pacientes”, ha explicado el coautor James MacDonald, médico especialista en medicina deportiva del Nationwide Children’s.

“Un mayor compromiso en el aula durante la primera semana posterior a la conmoción cerebral, especialmente para los jóvenes con puntuaciones más bajas de síntomas posteriores a la conmoción cerebral, puede significar que los síntomas se resuelvan más rápido y que los adolescentes vuelvan a su vida normal”, ha manifestado.

La relación entre el nivel de actividad cognitiva y la resolución de los síntomas puede ser bidireccional, ya que la mejora de los síntomas posconmocionales provoca mayores niveles de actividad cognitiva y viceversa. Por lo tanto, es crucial controlar los niveles actuales de los síntomas al evaluar las asociaciones entre la actividad cognitiva y la resolución de los síntomas, como se hizo en este estudio.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorCardiólogos del Hospital Virgen del Rocío transmiten en directo casos de intervención de la válvula tricúspide
Artículo siguiente“Inclusión Social destina más de 360.000 euros a la financiación de plazas de atención residencial concertadas en Jimena”
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.