Inicio Salud Las mujeres menores de 30 años tienen una probabilidad de más del...

Las mujeres menores de 30 años tienen una probabilidad de más del 40% de éxito en la FIV, mientras que las de 40 un 13%

0

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Las mujeres menores de 30 años tienen una probabilidad de más del 40 por ciento de éxito en la FIV, mientras que las de 40 tienen un 13 por ciento, según han informado expertos de Fertilab, que señalan que la media de edad para quedarse embarazada se ha estabilizado algo más allá de los 32.

“Los 35 debería ser la edad límite para tener un hijo”, ha aseverado el doctor Adrià Moreno, añadiendo que, a partir de esa edad, se puede recibir un diagnóstico precoz si la persona no se queda embarazada durante los primeros 6 meses.

Además, existen métodos de reproducción que aseguran una mayor calidad durante la gestación así como en los pasos previos al proceso, estudiando los diferentes factores que afectan directamente a un embarazo: edad, calidad del esperma, anatomía, etc.

La tasa de éxito de FIV con óvulos propios en mujeres menores de 35 años ya se sitúa, de hecho, por encima del 60 por ciento. Aunque el peso reproductivo que supone el proceso del embarazo suele recaer, en gran medida, sobre la mujer, no hay que dejar de lado que el reloj biológico también cuenta para los hombres.

De hecho, uno de cada tres casos de dificultades reproductivas es debido a problemas masculinos. Según datos de la clínica de fertilidad Fertilab Barcelona, las posibilidades de los hombres de tener un hijo a través de la fecundación in vitro disminuyen aproximadamente un 4 por ciento cada año, pudiendo tardar hasta cinco veces más en concebir a los 40 años de lo que les llevaría a los 20.

Leer más:  EOS-X Space anuncia su primer vuelo turístico desde Sevilla programado para mayo

Asimismo, los expertos han llamado la atención sobre los riesgos que implica una gestación a partir de esa edad para el cuerpo de la madre, como la presión arterial alta, para el parto, como sangrados y problemas con la placenta, o para el propio bebé, como un nacimiento prematuro, bajo peso, o alguna enfermedad vital. También hay que tener en cuenta la brecha generacional que separa a los padres de los hijos y cómo afecta directamente al crecimiento del bebé.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl Centro San José de la Diputación de Guadalajara acoge este lunes una nueva edición del Maratón de Sangre
Artículo siguienteUn juez obliga a Sanidad a poner coche con conductor para desplazamientos en atenciones en domicilios de médicos
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.