Inicio Salud Orós (PP) cree que la bolsa de empleo de las residencias debería...

Orós (PP) cree que la bolsa de empleo de las residencias debería haberse abierto antes de Navidad

0

ZARAGOZA, 13 (EUROPA PRESS)

La portavoz de Ciudadanía del grupo parlamentario popular de las Cortes de Aragón, Marian Orós, ha afirmado este jueves que la bolsa de empleo para cubrir bajas laborales por la COVID-19 en las residencias de mayores debería haberse abierto “al menos antes de Navidad”, no hace dos días, como ha ocurrido.

Ha ofrecido una rueda de prensa en la que también ha reclamado al Ejecutivo regional que se haga cargo de la compra y realización de los test de antígenos y las pruebas PCR; que refuerce los centros de atención primaria que tienen asignadas las tarjetas de las residencias más próximas; que duplique las ayudas para la adquisición de material de 3 a 6 millones de euros; que simplifique las órdenes y circulares que envía a las residencias y que vuelva a remitir a los grupos los informes semanales detallados sobre la evolución de la pandemia: “Que respondan con acciones a la séptima ola ya, no a toro pasado”.

Orós ha elogiado el trabajo que está realizando el personal de las residencias, que “ha estado a la altura de las circunstancias” en la pandemia, lamentando que “siguen sin estar a la altura” el jefe del Ejecutivo, Javier Lambán, y las consejeras de Ciudadanía, María Victoria Broto, y de Sanidad, Sira Repollés, cuyas medidas para las residencias “llegan tarde y mal, por detrás de los acontecimientos”. Con la séptima ola “no hay excusa que valga, esto sí se podía saber”.

A juicio de Orós, “ni Lambán, ni Repollés ni Broto han sido capaces de adelantarse a los acontecimientos o de estar preparados”, criticando su “falta de transparencia”. Se ha quejado de que hace varios meses que Broto no envía a los grupos el informe semanal detallado sobre los focos en las residencias y el número de trabajadores y residentes infectados, por lo que le ha exigido que vuelva a remitirlo.

Ha indicado que las residencias “están al límite” porque el número de bajas laborales por COVID-19 “afecta directamente a la calidad del servicio”, llamando la atención sobre la capacidad infectiva de la variante Omicron. “Estamos ante un servicio esencial”, ha recalcado.

Para Orós, el protocolo de coordinación socio-sanitaria que se firmó en julio de 2020 “no ha servido para nada” porque “la atención de Sanidad ha sido escasa y la coordinación ha sido nula, igual que hace año y medio”, debido -ha dicho– al “colapso” de la Atención Primaria y las particularidades de las residencias, criticando que el Salud no haya reforzado los centros con mayor presión asistencial y que haya rescindido 2.000 contratos COVID.

Marian Orós ha hecho notar que las propias residencias están pagando sus test de antígenos y que la semana pasada la Administración regional envió 10 cajas de test para 93 centros, lo que “no tiene sentido”. Además, cuando los responsables de las residencias llaman a Salud Pública “no se coge o se cuelga el teléfono” y las circulares que les envían “no son nada claras”.

También ha comentado que Lambán prometió hace un año y medio que concedería ayudas por un total de 3,5 millones de euros a las residencias para pagar los costes de la COVID-19 no previstos, pero las ayudas no han llegado –ha manifestado–, por “la dejadez” del Gobierno de Aragón, al que ha exigido “que se implique de verdad, con recursos”.