Inicio Salud Las VI Jornadas de Médicos de Familia analizan en Vitoria el impacto...

Las VI Jornadas de Médicos de Familia analizan en Vitoria el impacto de los hábitos de vida en la salud cardiovascular

0
Noticias de Salud

El consumo moderado de cerveza guarda relación con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, según los expertos

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

Las VI Jornadas de Residentes y Médicos de Familia de Atención Primaria de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) de Vitoria analizan el impacto de los hábitos de vida en la microbiota y en la salud cardiovascular.

En el simposio, que se desarrolla entre el jueves 24 y el sábado 26 de noviembre en la capital alavesa, se ha presentado la evidencia científica sobre los beneficios del consumo moderado de cerveza.

En este sentido, los doctores participantes han asegurado que el consumo moderado de esta bebida alcohólica guarda relación con niveles más altos de bacterias potencialmente beneficiosas en la microbiota intestinal y con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En las VI Jornadas de Residentes y Médicos de Familia deAtención Primaria de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) que se celebran en Vitoria han participado como ponentes la doctora Teresa Padró, investigadora Senior del Programa-ICCC Cardiovascular del IR-Hospital de la Santa Cruz i Sant Pau de Barcelona, y el doctor Francisco Tinahones, director científico del instituto de investigación Ibima-Bionand, doctor en Medicina por la Universidad de Córdoba y catedrático de Medicinaen la Universidad de Málaga.

En su ponencia, centrada en “El papel de la nutrición en la microbiota”, Tinahones ha señalado que “debido a sus funciones inmunológicas y digestivas, la microbiota se ha posicionado en el siglo XXI como un factor clave en la fisiología del organismo humano”. Por ello, cada año se incrementa el interés de la comunidad científica en estos microrganismos que habitan en elintestino humano.

El experto ha hablado de cómo la microbiota ha cambiado de formaevidente en las últimas décadas, debido a los cambios drásticos de estilo de vida a los que está sometida la sociedad actual. Según ha informado, “la asepsia extrema, el uso de antibióticos y el escaso contactocon nuestro entorno, ha hecho que muchas de las bacterias que nos han acompañado durante miles de años hayan desaparecido de nuestro intestino”.

OBESIDAD O DIABETES

Ha dicho también que enfermedades tan prevalentes como la obesidad y la diabetes podrían estar relacionadas con la biodiversidad que ha ido perdiendo el intestino humano en los últimos años y, a su juicio, “para reparar nuestra microbiota tenemos la alternativa de ingerir nutrientes que tengan efecto sobre ella (prebióticos) o dar bacterias vivas (probióticos). En esto momento, ha dicho, el uso de prebióticos provoca cambios más consistentes que el uso de determinados probióticos.

La microbiota intestinal es susceptible de ser modificada mediante la dieta, por lo que es recomendable seguir un patrón de estilo de vida saludable, como es la Dieta Mediterránea, que contempla el consumo moderado de bebidas fermentadas.

Según algunos estudios, el consumo moderado de cerveza se ha asociado con posibles efectos beneficiosos en el microrganismo humano y algunos compuestos bioactivos que pueden ayudar a mejorar la salud son los polifenoles, presentes en las bebidas fermentadas, estrechamente relacionados con la microbiota intestinal y que contienen propiedades antioxidantes que pueden resultar beneficiosas para la salud.

El doctor Tinahones ha añadido que “los polifenoles que contienen algunos alimentos, como la cerveza, han mostrado ejercer un interesante efecto prebiótico”. Por su parte, la doctora Teresa Padró ha indicado en su intervención, titulada “La importancia de la nutrición en la salud cardiovascular”, que a nivel estatal, más de diez millones de personas padecen enfermedades y patologías relacionadas con el corazón, de las cuales más de 120.000 personas fallecen cada año según datos del INE.

Padró ha asegurado que las bebidas fermentadas, como pueden ser la cerveza o el vino, en un consumo moderado en adultos sanos puede ayudar a disminuir los factores tradicionales de riesgo cardiovascular y tener efectos protectores directos sobre los vasos sanguíneos.

La facultativa ha comentado, igualmente que estudios recientes han puesto en evidencia que el consumo moderado de cerveza disminuye la respuesta inflamatoria de la vía del inflamasoma en células del sistema inmune.

La investigadora ha destacado la importancia de entender el consumo de bebidas fermentadas como moderado y acompañado de alimentos, puesto que, según ha dicho, el consumo excesivo de alcohol sí tendría efectos negativos en la salud. Se considera como consumo moderado de alcohol para adultos sanos entre 200-300 ml al día para mujeres y 400-600 ml al día para hombres adultos sanos.


- Te recomendamos -