Inicio Salud Obispos alertan de que 1.000 jóvenes migrantes solos en Gran Canaria se...

Obispos alertan de que 1.000 jóvenes migrantes solos en Gran Canaria se quedarán en la calle en 2023 al cumplir 18

0

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA/MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Los obispos españoles han aprobado una nota firmada por los obispos de Canarias, José Mazuelos, y de Tenerife, Bernardo Álvarez, en la que apelan a todas las administraciones a buscar una solución ante la “cada vez más desesperada” situación en las islas y, en concreto, en Gran Canaria, donde alertan de que 1.000 jóvenes se quedarán en la calle, a 1 de enero de 2023, al cumplir los 18 años.

“Como no tienen documentación les pusieron fecha de nacimiento el 1 de enero de 2004, con lo cual, el 1 de enero de 2023 ya tienen mayoría de edad, y por tanto, dejan de estar tutelados por la administración y los sueltan a la calle. Es la gran dificultad que tenemos”, ha explicado el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, este jueves en un encuentro con los medios de comunicación, en el marco de la Asamblea Plenaria.

En esta línea, los obispos han pedido a las administraciones públicas concernidas que pongan los medios para retomar las derivaciones de menores o jóvenes migrantes extutelados, a programas de inserción en otras comunidades autónomas. Actualmente, según indican, citando datos de la Dirección General del Menor, hay 2.235 menores migrantes tutelados en Canarias.

“Si ahora salen 1.000 más, no sabemos qué vamos a hacer, la Iglesia es subsidiaria, es la administración la que tiene que dar respuesta. El Gobierno de Canarias está siendo ejemplar y el Cabildo de Gran Canaria nos está dando ayudas. Alzamos la voz con esta nota para ver si la administración se conciencia. No podemos estar lanzando a jóvenes a la calle. Luego dirán que son delincuentes, no, cuando se les prepara son maravillosos. Eso es lo que tenemos promover, no un almacenamiento”, ha subrayado el obispo de Canarias, José Mazuelos.

Los obispos también apelan en la nota a la solidaridad del conjunto de la Iglesia española impulsando desde Canarias, con el apoyo del Departamento de Migraciones de la CEE, el proyecto ‘Corredores de Hospitalidad’, que derive en la acogida integral de los jóvenes extutelados. En todo caso, han precisado que para sacar a los chicos de las islas y que sean acogidos por las diócesis necesitan que tengan una documentación y el permiso de la administración central.

Por ello, expresan a las administraciones su disposición al diálogo, junto con otros actores sociales, “con el fin de contribuir a todo lo que favorezca procesos integrales de inclusión de los menores y jóvenes migrantes que se encuentran ya en territorio español”.

SOLICITARÁN DIÁLOGO CON LOS MINISTERIOS

En concreto, el director del Departamento de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, Xabier Gómez, ha avanzado que van a solicitar un diálogo con todas las administraciones implicadas, entre las que se encuentran los Ministerios de Derechos Sociales –que es responsable de los menores migrantes no acompañados– y el Ministerio de Migraciones, así como con las autoridades canarias.

Hasta el momento, consideran que la respuesta que se ha dado a este problema desde las administraciones “no es suficiente” porque en Canarias están “desbordados” con la atención a estos jóvenes. Desde las organizaciones de la Iglesia ya atienden a 1.250 jóvenes migrantes solos.

“Sin más plazas de acogida ni posibilidad de abrir más centros o pisos tutelados a corto plazo, la situación en las islas es cada vez más desesperada. Desde las dos diócesis canarias se favorecen varios recursos para la acogida, el acompañamiento y la inclusión social de jóvenes extutelados o no, que se encuentran en situación o grave riesgo de exclusión social”, abundan en la nota, pero puntualizan que “tampoco son suficientes”.

UNA CÁRCEL SIN MUROS

El obispo de Canarias ha exclamado que “Canarias es España” y que “el que está en territorio español tiene derecho a moverse por todo el territorio español”, pero ha lamentado que estos chicos no pueden hacerlo porque, para llegar a la Península, tienen que coger un avión o un barco, y la isla se convierte para ellos en “una cárcel sin muros”.

Respecto a los discursos de odio, los obispos canarios han mostrado su rechazo a los mismos y han destacado la “humanidad” de la sociedad canaria, que “se lanza al mar” si hace falta para salvar a unos inmigrantes que llegan en patera, como ocurrió en Lanzarote, según han recordado.

“Si empezamos a crear rechazo, a señalar con el dedo, tenemos ese problema, pero en nuestras parroquias y Cáritas la gente está muy sensibilizada”, han remarcado, al tiempo que han pedido “fomentar la acogida y la ayuda” de estos migrantes que, además, según han dicho, son necesarios en España porque hay “un descenso enorme de la natalidad” y porque hace falta “mano de obra” en sectores como “el agrícola o la construcción”.

Los prelados también han abogado por apoyar a los países de origen para que estos jóvenes no tengan que huir y arriesgar su vida en el mar en busca de un futuro mejor.

Mientras tanto, los obispos aseguran que van a seguir acompañando a estos chicos desde las organizaciones de la Iglesia y, en este sentido, el director de Migraciones de la CEE ha indicado que, a partir de la próxima semana, todos los obispos españoles recibirán una carta recordando la aprobación de esta nota en la Asamblea Plenaria y ofreciendo algunas “orientaciones” para materializar la solidaridad con los jóvenes migrantes.


- Te recomendamos -