Inicio Salud La mitad de médicos de Atención Primaria tiene dificultades para visualizar las...

La mitad de médicos de Atención Primaria tiene dificultades para visualizar las pruebas de especialistas a sus pacientes

0
Noticias de Salud

SEMERGEN pide actuaciones coordinadas entre Ministerio y CCAA para “preservar la equidad” en Atención Primaria

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El 57,6 por ciento de los médicos de Atención Primaria tiene bastantes o muchas dificultades para visualizar pruebas y diagnósticos de los pacientes de su cupo que lleva a cabo otro especialista, según una encuesta ‘on line’ de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) presentada este jueves en rueda de prensa.

El objetivo de esta estudio, respondido por más de 500 médicos de familia durante los meses de septiembre, octubre y parte de noviembre, era conocer la percepción de los propios facultativos de la equidad en la Atención Primaria (AP) y poder aportar datos acerca de en qué ámbitos se dan las principales diferencias entre comunidades autónomas en cuanto a recursos asistenciales.

De las respuestas de los más de 500 médicos de Familia se desprende que, a pesar de que en las prestaciones asistenciales incluidas en la cartera básica del Sistema Nacional de Salud (SNS), como por ejemplo los programas de cribado extendidos a nivel nacional como el de cáncer de mama, cérvix y colon, existe una equidad “muy significativa” entre las CCAA.

No sucede lo mismo en el acceso a pruebas diagnósticas, prescripción de algunos fármacos o acceso a determinadas prestaciones. En este sentido, los encuestados consideran que el acceso a prestaciones como la cirugía menor ambulatoria, los cuidados paliativos en AP o la atención domiciliaria son diferentes o muy diferentes entre CCAA y áreas de salud, en un 38,1, 27,1 y 24,5 por ciento, respectivamente.

Lo mismo sucede con el acceso a pruebas concretas, donde se recogen resultados como que el 35,9 por ciento de los encuestados no puede acceder desde su consulta de AP a solicitar una densitometría; el 55,8 por ciento no puede acceder a la electromiografía; un 19,7 por ciento no puede pedir una endoscopia o colonoscopia para sus pacientes; ni el 79,9 por ciento una ecocardio. Asimismo, una mayoría (el 53,2%) de médicos de Familia responde que tiene dificultades para prescribir algún fármaco.

Con respecto a la coordinación entre los médicos de familia con otros especialistas y con otros escalones asistenciales, hasta el 59 por ciento asegura que no puede acceder a los datos de pruebas y diagnósticos en la atención especializada para pacientes de otras áreas de salud que acuden a su consulta y hasta el 81,2 por ciento con pacientes de provincias que acuden a su centro.

“En nuestra práctica diario nos encontramos a diario con pacientes que se sorprenden por qué en unos centros de AP pueden acceder a unas pruebas, a unas prescripciones o a unos servicios asistenciales que en otros centros de característicos similares, aún en la misma comunidad, no se encuentran disponibles. Estas desigualdades limitan la capacidad de actuación y la resolución del médico de familia, generando diferencias en la prestación sanitaria que generan ineficiencias y demoras que el sistema no debe asumir como normales”, ha explicado en rueda de prensa el presidente de SEMERGEN, José Polo.

LA INEQUIDAD EN LA ATENCIÓN PRIMARIA

Por otra parte, en la rueda de prensa SEMERGEN ha presentado el documento ‘La equidad en la Atención Primaria’, realizado por un panel de expertos que ha reflexionado y debatido hasta alcanzar las conclusiones de consenso que se recogen en el texto.

Este grupo lo han conformado la presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Carina Escobar; Ceciliano Franco, médico de familia y gerente del Servicio Extremeño de Salud; Lourdes Martínez-Berganza, médica de familia y vicepresidenta SEMERGEN; o Rafael Micó, médico de familia y vicepresidente SEMERGEN.

También ha participado el presidente de SEMERGEN, José Polo; Miguel Rodríguez, médico de Familia y ex consejero de Sanidad de Cantabria; Diego Vargas, médico de Familia y director gerente del Servicio Andaluz de Salud; Elvira Velasco, portavoz de la Comisión de Sanidad del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados; y Antonio Zapatero, médico internista, responsable del área de Asistencia Sanitaria y Salud Pública del Partido Popular, ex viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid.

“Estamos pidiendo, como desde hace años, una reforma. El acceso al sistema debe ser universal; la cartera de servicios debe ser homogénea; y los circuitos asistenciales y medidas organizativas varían de unas CCAA otras. Es importante que sean homogéneos para que el paciente no se sienta desamparado cuando cambie de comunidad”, ha señalado Polo.

Al respecto, el presidente de SEMERGEN ha destacado que “las diferencias organizativas entre los comunidades autónomas son las que causan desigualdades que pueden llegar a generar inequidades que no merecen ni los profesionales ni los pacientes”.

Otro de los puntos que han denunciado los expertos es la existencia de “17 sistemas informáticos diferentes”. “Llama la atención peculiarmente que la Farmacia pueda acceder a los tratamientos de los pacientes de otra comunidad pero el médico no”, ha lamentado.

El documento también ha abordado el “grave problema” que genera la falta de facultativos especialistas en Medicina de Familia, especialmente en algunas zonas de España, que “necesitarán actuaciones especificas en el marco de un abordaje global, que va más allá del ámbito estrictamente sanitario”.

“El problema de la escasez de especialistas en Medicina de Familia, especialmente en las áreas más rurales, es un problema de Estado que debe ser abordado con urgencia y visión integral”, ha subrayado el presidente de SEMERGEN.

Por último, a modo de resumen, José Polo ha denunciado que todos estos problemas “no hacen más que dificultar la labor de los médicos de familia, reduciendo su capacidad resolutiva, y por tanto la del propio sistema sanitario”.

“Desde SEMERGEN queremos hacer una llamada a la coordinación y al consenso. Porque la AP necesita medidas urgentes, que mejoren nuestras capacidades como facultativos y podamos poner a disposición de los pacientes todo nuestro conocimiento. Esto ayudará a devolver el prestigio a la Medicina de Familia y contribuirá a resolver la falta de facultativos con la que contamos actualmente, un problema que requiere una solución en múltiples flancos, coordinada y consensuada entre todos los agentes que conformamos el SNS”, ha finalizado.


- Te recomendamos -