Inicio Salud Organizaciones de Alzheimer y personas mayores reclaman “mayor compromiso político” contra esta...

Organizaciones de Alzheimer y personas mayores reclaman “mayor compromiso político” contra esta enfermedad

0

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Organizaciones que trabajan en el ámbito del Alzheimer y las personas mayores se han unido en el manifiesto ‘Compromiso por un futuro sin Alzheimer’ para que la lucha contra esta enfermedad sea “una prioridad en las políticas públicas y se hagan los esfuerzos necesarios para disponer de las herramientas para prevenir y curar esta patología”.

“La experiencia reciente nos ha demostrado que el conocimiento científico es imprescindible para hallar soluciones, pero las demencias han sido y son aún enfermedades olvidadas en los presupuestos destinados al fomento de la investigación”, expone el documento.

Mediante esta iniciativa, las entidades firmantes (65yMás, ACE Alzheimer Center, Alzheimer España, CEAFA, Fundación CITA Alzheimer, Fundación Cien, Fundación Pasqual Maragall, Fundación Pilares, HelpAge, Matia Fundazioa, Mayores UDP y la Sociedad Española de Neurología) se comprometen a difundir el impacto de la enfermedad de Alzheimer y las demencias, trabajar para situarlas entre las prioridades políticas y elevar la consideración social de las personas afectadas y cuidadoras.

Al mismo tiempo, instan a actuar “de forma decidida y urgente” para conseguir un futuro sin esta enfermedad. “Ha llegado el momento de hacer frente al Alzheimer”, aseguran en su texto.

“EL ALZHEIMER ES UNA PANDEMIA”

Las principales reivindicaciones a las administraciones públicas que exponen las entidades firmantes son, en primer lugar, reconocer la enfermedad de Alzheimer y las demencias como “una pandemia estructural que provocará el colapso de los sistemas sanitarios y asistenciales, con un coste económico y social inasumible, si no se desarrollan soluciones que permitan combatirlas”.

En esta línea, piden situar estas patologías entre las “máximas prioridades” de las políticas de ciencia e innovación, sanitarias, sociales y económicas, incluyéndolas “de forma específica y con dotación presupuestaria en las iniciativas en desarrollo en esos ámbitos”.

También instan a destinar el equivalente al 1 por ciento del coste anual de la enfermedad de Alzheimer a “la financiación de su investigación y a promover la transferencia del conocimiento para su aplicación práctica”.

Por último, quieren “revisar, dotar de presupuesto y poner en marcha de forma urgente” las políticas contenidas en el Plan Integral de Alzheimer y otras demencias 2019-2023 y “desplegar” la Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas del Sistema Nacional de Salud.

EL IMPACTO DEL ALZHEIMER

Actualmente, el Alzheimer y las demencias son una de las principales causas de mortalidad, discapacidad y dependencia. Solo en España, se estima que afectan a alrededor de 1,2 millones de personas, una de cada 10 personas de más de 65 años y un tercio de los mayores de 85, cifra que supera los 4,8 millones de personas al considerar a la familia también como parte implicada.

Sus costes alcanzan los 60 millones de euros diarios en nuestro país, asumidos en un 87 por ciento por las propias familias. Asimismo, junto a las personas afectadas se encuentran las personas cuidadoras, que “configuran una realidad poco visible y que no cuenta con la atención que necesita”, según denuncian estas entidades.

“En unos pocos años, los costes económicos y sociales serán inasumibles, tanto para las familias como para el sistema sanitario y asistencial, por eso el Alzheimer es una de las enfermedades que más preocupan a los españoles de todas las edades”, indica el manifiesto, que también alerta de un incremento exponencial de la enfermedad a nivel mundial.

“Con la esperanza de vida en aumento, si no se encuentra un tratamiento efectivo que modifique su curso, en el año 2050 el número de casos podría triplicarse a nivel mundial. Tenemos que invertir recursos y esfuerzos en evitar las consecuencias devastadoras de la pandemia del Alzheimer en la economía, la sociedad y propiciar el bienestar de familias de todo el mundo. Vivimos más, pero debemos aspirar a vivir mejor”, concluyen.


- Te recomendamos -