Inicio Salud Juegaterapia reinaugura ‘El Jardín de mi Hospi’ del Hospital La Paz: “Los...

Juegaterapia reinaugura ‘El Jardín de mi Hospi’ del Hospital La Paz: “Los niños deben jugar y vivir su infancia”

0

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Fundación Juegaterapia ha reinaugurado este viernes, coincidiendo con el Día del Niño Hospitalizado, el proyecto ‘El Jardín de mi Hospi’ en el Hospital Universitario La Paz de Madrid, con el que los niños hospitalizados del centro han podido salir a la azotea del edificio para jugar y conseguir regalos. Una iniciativa en la que los menores, junto con sus padres y personal médico, han mostrado su alegría porque “son niños y deben jugar y vivir su infancia”.

Así lo ha asegurado la directora de marketing de Juegaterapia, Anna Rubau, que ha estado acompañada por varios representantes de la entidad, como la vicepresidenta Valle Sallés, integrantes de la Legión 501, club costuming de Star Wars o el ex seleccionador de la selección de fútbol, Vicente del Bosque.

La iniciativa, que se inauguró en el 2013, es el proyecto “estrella” de juegaterapia, como han indicado sus representantes, y se trata de acondicionar las azoteas en desuso de los hospitales para dotar a los menores hospitalizados de un espacio similar a un parque infantil. Estas iniciativas permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes y sigue la línea de la humanización al paciente.

“Los niños se desarrollan y aprenden jugando. La hospitalización no puede ser una interrupción de su vida normal. Por ello, acciones como esta permiten a los menores mejorar”, ha afirmado la directora de Enfermería del Hospital La Paz, María Esther Rey Cuevas.

Hasta el momento, Juegaterapia ha desarrollado este tipo de jardines en el Hospital 12 de Octubre (Madrid), en el Hospital La Fe de Valencia y próximamente se inaugurará un espacio en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid). También está previsto que se construya un jardín en el Hospital Niño Jesús (Madrid) y en el Hospital Materno-Infantil de Málaga.

“Ellos son niños y a pesar de estar enfermos, queremos que sigan viviendo su infancia. Queremos dotar de espacios amables para que se sientan como cualquier otro menor, con un parque al que ir para jugar”, ha explicado Rubau.

Esta iniciativa ha estado parada en los dos últimos años, como ha lamentado Valle Sallés, al igual que diferentes actividades que desarrolla Juegaterapia y el acto de hoy “ha supuesto el pistoletazo de salida”. “Es importante que los niños puedan disfrutar de su Jardín y puedan jugar”, ha señalado.

Los niños que han podido acudir han disfrutado de varios juegos, con los que han podido, en función de la puntuación, ganar diferentes regalos, desde un balón de fútbol, a muñecas y juegos de mesa, entre muchos otros regalos. Los menores y los padres han disfrutado de una mañana, en la que “los niños han contagiado su alegría”, como ha recalcado María Esther Rey. ” Esto forma parte de su recuperación. Los niños están emocionados y se les ve en el rostro y eso lo contagian y a todos se nos cambia la cara cuando hablamos con un menor”, ha asegurado emocionada la enfermera.

LA IMPORTANCIA DE CREAR RECUERDOS POSITIVOS

La subdirectora médica del Hospital Materno-Infantil de La Paz, Susana Noval, tampoco se ha perdido la cita y ha insistido en que es muy importante en que la estancia en el hospital sea lo más llevadera para los menores y también para sus padres, por lo que ha reafirmado que es clave la humanización para el paciente y ha confesado lo que siente profesionalmente con este tipo de actividades.

“Cuando tienes que dar una mala noticia es un momento muy duro para el profesional porque también sabes que los padres afrontan un ingreso prolongado, con tratamientos que son duros pero aún así intentamos que sean procedimientos sin dolor. Pero también les explicamos que no solo van a vivir momentos duros. Es importante que creen recuerdos en color y positivos y no solo en blanco y negro por estar en su habitación sin salir”, ha explicado.

Respecto a los dos últimos años, la doctora ha desvelado que los menos siempre esperan con ansías las actividades, como ver películas o salir a la calle para jugar, y en los últimos tiempos “ni siquiera han podido ir a clase juntos”.

“Ellos están esperando siempre a tener actividades, pero con la pandemia ha habido menos. Aunque siempre hay una agenda de actividades, a veces son interior, otras veces en el exterior, a veces son películas de cine, etc. Entonces ellos siempre están a la espera de qué es lo siguiente que pueden hacer en el momento en el que se encuentran bien para poder participar de esas actividades. Porque se aburren realmente cuando están aquí y no están en unas condiciones tan malas como para no poder interactuar con otros niños o tener actividades”, ha apuntado.

Sin embargo, Noval ha destacado los aspectos positivos que conllevan este tipo de acciones, como la socialización con otros niños y la estimulación que les produce estar con mucha gente.

DECORACIÓN

‘El Jardín de mi Hospi’ fue diseñado por el estudio de arquitectura A-cero, dirigido por Joaquín Torres, y consiguió combinar un espacio verde relajante pero también muy alegre pensado en la alegría de los menores. En él, hay un camino de colores y sinuoso, que recorre toda la azotea para que los niños puedan desplazarse sin dificultad por todo el jardín.

La azotea está rodeada de figuras infantiles, con colores vivos y el suelo es de césped artificial. Además, hay árboles, bancos y zonas de columpios y juegos para que tanto los niños como sus familiares puedan jugar y distraerse.

Con el paso del tiempo, el jardín necesitaba una puesta a punto que ha sido posible gracias a financiación de Chubb European Group SE y a los beneficios de la venta de los Baby Pelones. Además, la Fundación Juegaterapia ha contado con Antonyo Marest, artista internacional, que ha realizado el diseño del mural del jardín de manera solidaria y totalmente desinteresada.


- Te recomendamos -