Inicio Salud El PP exige medidas “inmediatas” ante la situación “desbocada” de las listas...

El PP exige medidas “inmediatas” ante la situación “desbocada” de las listas de espera

0

SANTANDER, 13 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP de Cantabria, María José Saénz de Buruaga, ha exigido al Gobierno regional medidas “inmediatas” para solucionar la situación “desbocada” de las listas de espera quirúrgica en la sanidad cántabra, que “crecen mes a mes” y que, según datos del Ministerio de Sanidad, en diciembre de 2021 contaban con 13.453 ciudadanos afectados.

Sin embargo, Sáenz de Buruaga ha asegurado que estos datos no se corresponden con la situación real, “que es todavía peor”, ya que, según ha afirmado, “hay casi 11.000 cántabros esperando sin cita para una consulta de especialista y la lista de espera real de diciembre de 2021 era de 16.485 pacientes”.

“Los socialistas, gestionar las listas de espera no las gestionan, pero son unos fenómenos maquillando los datos para tratar de disfrazar la realidad”, ha criticado. Y ha ironizado que la “brillante gestión” del Ejecutivo cántabro ha hecho que los datos hayan batido un “récord histórico”.

En una rueda de prensa junto al diputado regional y portavoz de Sanidad del grupo popular, César Pascual, Buruaga ha hecho hincapié en el tiempo medio que tiene que esperar una persona en Cantabria para ser operada, que es de 146,3 días (23 puntos más que la media nacional), y ha indicado que hay 23,73 personas esperando por cada 1.000 habitantes, “la mayor y la peor tasa de espera del país”, y un 30,7% de los pacientes con una espera de más de 6 meses, “el segundo peor dato de España”, ha señalado.

También ha destacado que en las consultas de especialista hay más de 46.000 cántabros esperando un tiempo medio superior a 70 días, “y lo que es peor”, ha expresado, “casi 8.000 están en lista de espera de consulta de más de 6 meses”.

Detrás de todos estos datos, ha dicho, “hay personas que padecen riesgos en su salud”, y aunque las listas de espera son “inherentes al sistema público sanitario, y la espera cero “no existe”, ha incidido en que, cuando la espera es “excesiva”, tiene consecuencias en las personas, “como la ansiedad, inseguridad y sufrimiento añadido”, y en el sistema sanitario público, “como el aumento de costes y la pérdida de confianza de los ciudadanos”.

Por ello, ha reclamado al Gobierno que “reaccione ya” y deje de estar “instalado en la pasividad” cuando, ha dicho, “jamás ha habido en Cantabria tantas personas esperando una operación quirúrgica, una consulta con un especialista o una prueba diagnóstica”.

En este sentido, la presidenta del PP en Cantabria ha señalado que las listas de espera “vuelven a batir un récord histórico” ante la “parálisis e inacción” de la Consejería de Sanidad, que, a su juicio, es consecuencia de “años negando la realidad y dejando pudrir los problemas en un cajón y rechazando las propuestas que se formulan por parte de otros partidos”.

“Ahí nos ha colocado el Gobierno socialista de Miguel Ángel Revilla con su clamorosa incapacidad de gestión”, ha apostillado Sáenz de Buruaga, y ha subrayado que “no hay excusas con la pandemia ni la guerra de Ucrania, ya que en otras comunidades esperan la mitad de tiempo”.

Para la presidenta del PP, la solución y los buenos resultados están en la planificación, la gestión respaldada con presupuestos y la negociación con los profesionales del sector, “como los que dio el Plan Integral de Reducción de Listas de Espera que aprobó el PP en el periodo 2011-2015”, ha opinado.

“Cantabria necesita de manera urgente un plan de choque, porque las listas de espera son insoportables”, ha añadido, y ha informado que el próximo lunes, 16 de mayo, exigirán en el Parlamento que se presente “un plan con medidas inmediatas” en el plazo de un mes.

HOSPITAL DE LAREDO

La presidenta también se ha referido en su intervención a la situación del Hospital de Laredo, que ha calificado de “muy grave” porque “se está hablando de la supervivencia de un hospital comarcal, del funcionamiento de los servicios y de la calidad y seguridad asistencial”, al tiempo que ha reclamado al Gobierno soluciones, “porque las hay”.

Además, ha señalado que este problema “no es de hoy”, puesto que, según ha dicho, “hace un año se suspendió durante el verano el servicio de partos por falta de anestesistas”.


- Te recomendamos -