Inicio Salud El Hospital de Villarrobledo implanta la terapia de alto flujo que evita...

El Hospital de Villarrobledo implanta la terapia de alto flujo que evita la intubación y da soporte a pacientes COVID

0
Noticias de Salud

ALBACETE, 13 (EUROPA PRESS)

El Hospital General de Villarrobledo ha completado recientemente el proceso de implantación de la terapia de alto flujo con cánulas nasales en la planta de Medicina Interna. La terapia de alto flujo puede evitar la intubación y los riesgos que tiene la ventilación mecánica invasiva.

Las terapias respiratorias no invasivas están siendo una de las herramientas más importantes en la práctica clínica en los servicios de Urgencias y Críticos desde la irrupción de la pandemia provocada por el coronavirus puesto que dan el soporte necesario a los pacientes con dificultad para respirar.

Desde hace más de tres años, este tratamiento de soporte respiratorio se está utilizando con muy buenos resultados en Urgencias, Área de Críticos y en la planta de Pediatría de este centro hospitalario.

El Gobierno regional ha informado en nota de prensa que la terapia de alto flujo con cánulas nasales es un tratamiento de soporte respiratorio no invasivo que administra a los pacientes que lo necesitan un flujo de aire caliente y húmedo y a la que se le puede añadir oxígeno.

El responsable de ventilación mecánica no invasiva en la Gerencia de Villarrobledo, el doctor Juan Luis Sánchez Rocamora, ha indicado qye “la terapia de alto flujo es la técnica de elección del paciente COVID en todas las guías de práctica clínica a nivel nacional e internacional y, también, de otras patologías donde ofrece efectividad y comodidad a los pacientes”.

Todo ello ha provocado que el Hospital de Villarrobledo se haya posicionado como uno de los centros referentes en la región en terapia de alto flujo y ventilación mecánica no invasiva, como ya explicó la directora general de Cuidados y Calidad del Sescam, Begoña Fernández, durante la inauguración de las II Jornadas manchegas de Ventilación Mecánica no Invasiva en Servicios de Urgencias, que reunió recientemente a 130 profesionales de Medicina y Enfermería en Albacete.

El doctor Sánchez Rocamora ha destacado que la terapia de alto flujo tiene múltiples ventajas en comparación con otros tratamientos. “Gracias a las cánulas nasales por la que se administra evita que los pacientes tengan claustrofobia durante su utilización, que aparezcan úlceras por presión, permite comer y hablar sin desconexiones del equipo, disminuye el trabajo respiratorio y el coste metabólico del paciente y tiene fácil manejo para facultativos y personal de Enfermería”.

Desde el Gobierno regional han precisado que la insuficiencia respiratoria aguda es una de las causas más frecuente de ingresos en las unidades de cuidados intensivos y que la terapia de alto flujo puede evitar la intubación y los riesgos que tiene la ventilación mecánica invasiva.


- Te recomendamos -