Inicio Salud Les diría a los antivacunas que se eduquen, que mantengan la mente...

Les diría a los antivacunas que se eduquen, que mantengan la mente abierta para poder interpretar los datos que hablan por sí solos

0
Noticias de Salud

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La española Ana Céspedes, directora de Operaciones de IAVI, organización de investigación científica sin fines de lucro que desarrolla vacunas y anticuerpos para el VIH, la tuberculosis y las enfermedades infecciosas emergentes, invita a los antivacunas a que “se eduquen, que abran el cerebro a intentar ver los datos, las cifras”, convencida de que, tal y como ocurrió durante la pandemia, los resultados de su administración “hablan por sí mismos”.

Así lo defendió en el transcurso de una entrevista concedida a Servimedia en la que subrayó que, durante la pandemia, “cuando uno mira los gráficos de evolución de covid, en el momento en el que se aprueba la primera vacuna cómo disminuye la cifra de muertos”.

“Y cómo estamos en una situación donde sigue habiendo infección por covid igual que hay otros virus respiratorios y tenemos que seguir preocupándonos, pero tenemos instrumentos para controlarlo”, abundó, para insistir en que “los datos hablan por sí mismos”.

Con relación a las “lecciones aprendidas” durante la crisis, admitió que quiere “pensar que hemos aprendido un poquito”, al tiempo que consideró que, en concreto, “hay cosas que hay que aprender que son muy importantes”, como es “la importancia de la salud”, teniendo en cuenta que la “definición de salud no es la ausencia de enfermedad”.

“Es un estado de bienestar físico, mental y social; para conseguir eso, un bienestar social, que incluye otros países también, hace falta una cosa que se nos olvida y que la covid nos recordó, pero que tenemos que volver otra vez a recordarnos diariamente: hace falta prevenir y prevenir son vacunas y son también hábitos de vida saludable”, apostilló.

En la misma línea, indicó que los países destinan la mayor parte de sus recursos en materia de salud a “tratar enfermedad, la enfermedad que viene, ya sea infecciosa o una enfermedad como la enfermedad mental”, mientras, a su entender, “lo que tenemos que hacer es prevenirla, ganar años de salud”.

LA SALUD SE CONSTRUYE, SE CUIDA, SE CULTIVA

En este contexto, insistió en que la covid-19 “nos ayudó a conocer la importancia de la salud, pero se nos olvida que la salud es algo que se construye, se cuida, se cultiva”.

Preguntada por la posibilidad de que estalle una nueva pandemia similar a la provocada por la covid-19, estimó que “podría haber un nuevo covid” y, en torno a las llamadas enfermedades infecciosas emergentes, valoró que, en África, hospitales, centros de investigación, universidades “están todo el rato estudiando los virus, las bacterias, nuevos agentes patógenos”, que, dijo, “están en constante evolución”.

Leer más:  Dspace, el nuevo centro de innovación de Daiichi Sankyo para la atención integral del paciente

“Lo muy relevante, y la Organización Mundial de la Salud en el área de covid dio un paso importante, es tener un observatorio mundial donde, de alguna manera, monitorices muy rápidamente lo que está pasando y concentres recursos mundiales en controlarlo en la medida de lo posible y prevenirlo si se empieza a extender un poco más”, aseveró.

En este punto, reivindicó que, durante la crisis, se crearon varios observatorios mundiales y coaliciones para “prevenir e identificar” futuras pandemias, consciente de la “importancia de que observar, porque estamos mezclando el mundo animal y el mundo humano”.

“Esto lo que supone es que virus y bacterias que están en animales pasan a los humanos y empiezan a provocar nuevas enfermedades”, sentenció, para incidir en la importancia de la “colaboración”. “Que, cuando se identifica un brote, no miremos a ese país como un pobrecito que tiene este problema, porque puede ser un problema de todos”, advirtió, para instar a “unir esfuerzos y trabajar de manera conjunta”, porque, a su juicio, “esa es la clave en enfermedades infecciosas”.

COLABORACIÓN INTERNACIONAL

En este sentido, recordó cuando, al inicio de la pandemia, “mirábamos a China y, desde Estados Unidos, miraban a Italia y España como diciendo ‘esto no va conmigo’”. “Se puede volver a producir una pandemia, pero hemos aprendido bastante, hemos aprendido que no solo hace falta vacunas, algo tan sencillo como las mascarillas puede ayudar a controlar enfermedades infecciosas de una manera muy importante”, agregó.

Junto a ello, insistió en que “necesitamos la colaboración internacional, a diferencia de en el caso de las enfermedades no transmisibles, donde tú puedes preocuparte solo de tu país, aunque no sea lo más práctico”.

“Se juntaron muchas cosas en el caso de covid, una de ellas es que era un virus que se transmitía muy rápidamente por vías respiratorias y no teníamos mecanismos de preparación, y otra es que pasó en China y, de alguna manera, pasó mucho tiempo desde que el evento se produjo hasta que se conoció y hasta que se empezó a actuar”, lamentó.

Tras puntualizar que existe “una gran colaboración internacional con África al igual que con Sudamérica, aunque quizá menor con India, que son países foco”, dijo “confiar” en que “no veamos” una nueva pandemia, si bien advirtió de que “tenemos pandemias de enfermedades no infecciosas como la enfermedad mental y tenemos los recursos para prevenirlo como sociedad”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorMónica García urge a Ayuso a disculparse por desviar recursos destinados a mascarillas para “fines dudosos”
Artículo siguienteSe ha encontrado un cuerpo sin vida con evidentes señales de violencia en un terreno baldío del barrio San Miguel de Irún (Gipuzkoa)