Inicio Salud La mala gestión de la pandemia de la covid-19 está obstaculizando el...

La mala gestión de la pandemia de la covid-19 está obstaculizando el progreso en la esperanza de vida

0
Noticias de Salud

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Un estudio del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de Washington (EEUU) comprobó que la mala gestión en algunos países de la covid-19 limitó el progreso de la esperanza de vida que desde 1990 se incrementó en 6,2 años hasta que se frenó en los años de la pandemia.

Según informó este jueves el centro de investigación, los resultados del estudio publicados en la revista ‘The Lancet’ comprobó que la esperanza de vida mundial aumentó 6,2 años desde 1990.

De hecho, durante las últimas tres décadas se redujeron las muertes por diarrea, infecciones de las vías respiratorias inferiores, accidentes cerebrovasculares y la cardiopatía isquémica, lo que motivó también este progreso en años de vida.

Sin embargo, con la llegada en 2020 de la covid-19, este avance descarriló en muchos lugares, según el estudio del IHME que comparó las muertes por covid-19 con las causadas a nivel mundial.

Pese a los desafíos que acompañaron a la pandemia, los investigadores comprobaron que la superregión del Sudeste Asiático, Asia Oriental y Oceanía tuvo el mayor aumento neto en la esperanza de vida entre 1990 y 2021 con 8,3 años ante la reducción dela mortalidad por enfermedades respiratorias crónicas, accidentes cerebrovasculares, infecciones de las vías respiratorias inferiores y cáncer.

GESTIÓN DE LA PANDEMIA

La sólida gestión de la pandemia por parte de esta superregión ayudó a preservar estos logros. A este respecto, una de las primeras autoras del estudio e investigadora científica principal del IHME, la doctora Liane Ong, explicó que “este estudio presenta una imagen matizada de la salud mundial”.

Por un lado, añadió, “se vieron los logros monumentales de los países en la prevención de muertes por diarrea y accidentes cerebrovasculares y, además, vimos cuánto nos ha hecho retroceder la pandemia de la covid-19”.

Esta investigación también destacó cómo la pandemia alteró de forma radical las cinco principales causas de muerte por primera vez en 30 años. La covid-19 desplazó a una de las principales causas de muerte, el accidente cerebrovascular, para convertirse en la segunda causa de muerte a nivel mundial.

Leer más:  Sevilla Quiere Metro valora de manera favorable la propuesta de la Junta para unir el aeropuerto con Santa Justa

Asimismo, los autores encontraron que los continentes donde la pandemia golpeó con más fuerza fueron América Latina, el Caribe y África subsahariana, que perdieron la mayor cantidad de años de esperanza de vida debido a la covid-19 en 2021.

AUMENTO DE LA ESPERANZA DE VIDA

Al analizar las diferentes causas de muerte, el estudio reveló fuertes caídas en las muertes por enfermedades entéricas, que incluyen la diarrea y la fiebre tifoidea. Estas mejoras aumentaron la esperanza de vida en todo el mundo en 1,1 años entre 1990 y 2021. Las reducciones en las muertes por infecciones de las vías respiratorias inferiores agregaron 0,9 años a la esperanza de vida mundial durante este período.

Los avances en la prevención de muertes por otras causas también aumentaron la esperanza de vida en todo el mundo, incluidos los accidentes cerebrovasculares, los trastornos neonatales, la cardiopatía isquémica y el cáncer. Para cada enfermedad, las reducciones en las muertes fueron más pronunciadas entre 1990 y 2019.

A nivel regional, África subsahariana oriental experimentó el mayor aumento en la esperanza de vida, que se incrementó en 10,7 años entre 1990 y 2021. El control de las enfermedades diarreicas fue la fuerza principal detrás de las mejoras en esta región.

REDUCCIÓN MORTALIDAD

Asia Oriental tuvo el segundo mayor aumento en esperanza de vida. El éxito de la región en reducir drásticamente las muertes por enfermedad pulmonar obstructiva crónica jugó un papel clave.

Además de proporcionar nuevos conocimientos sobre la covid-19, el estudio reveló amenazas crecientes de enfermedades no transmisibles, como la diabetes y las enfermedades renales, que están aumentando en todos los países. Los investigadores también señalaron avances desiguales en enfermedades como la cardiopatía isquémica, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

Los países de ingresos altos redujeron las muertes por muchos tipos de patologías no transmisibles, pero muchos países de ingresos bajos no lo han hecho, según destacaron los científicos.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa OMS presentará en la Cumbre 2024 de Lisboa su primer informe mundial sobre la hepatitis
Artículo siguienteLa población del norte de Gaza vive con tan solo 245 calorías al día, equivalentes a cien gramos de pan, según Oxfam Intermón