Inicio Salud El Servicio Andaluz de Salud está tramitando la orden para incorporar podólogos...

El Servicio Andaluz de Salud está tramitando la orden para incorporar podólogos en los centros de salud con el objetivo de prevenir enfermedades como el pie diabético

0

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía tramita ya la orden para crear la categoría de Podología en los centros sanitarios del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a fin de prevenir enfermedades como la del pie diabético, que en 2020 –últimos datos de los que dispone Andalucía– provocó un total de 1.583 amputaciones. La Consejería ha adquirido el compromiso con estos profesionales de que la categoría sea una realidad en el verano de este año 2024.

La planificación con la que trabaja la Junta pasa por la incorporación de 36 podólogos. En un principio, se incorporará un profesional por provincia, tal y como recoge el Pacto para la mejora de la Atención Primaria, para después ir ampliando a un podólogo por distrito sanitario hasta alcanzar los 36.

Según los datos del Grupo Internacional de Trabajo del pie diabético, el 80% de las amputaciones “se pueden evitar trabajando en la prevención”. Con este contexto, “la integración de profesionales de la Podología en el Servicio Andaluz de Salud garantizará una atención integral en la salud del pie, lo que, sin duda, tendrá como consecuencia una mayor prevención en la aparición de este y otros problemas de salud y en una asistencia sanitaria más eficiente”.

Así se recoge en el texto de la orden en exposición pública consultada por Europa Press. En ella se especifica que a la categoría de podólogo le corresponde “la realización de las actividades dirigidas a la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las afecciones y deformidades de los pies”. Para acceder, el requisito será tener el grado universitario, la diplomatura o una titulación “equivalente”.

Las retibuciones básicas serán las fijadas para el grupo profesional A2. En cuanto a las complementarias, tendrán complemento de destino, específico (el establecido en este caso para la categoría de Enfermería), de productividad “variable” y por carrera profesional, según el detalle del proyecto de orden.

“Estos profesionales desempeñan un trabajo crucial en el cuidado y bienestar de los pies. Tienen una importante labor en materia de prevención y educación, en el manejo de enfermedades crónicas como la diabetes o en la corrección de problemas estructurales. El nuevo modelo sanitario de Andalucía está asentado en la prevención y promoción de la salud y, en ellas, los podólogos tienen un papel fundamental”, defendía la consejera Catalina García al término de una reunión mantenida con el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía.

Leer más:  El Hospital Universitario Poniente de El Ejido organiza una actividad para promover el acogimiento familiar

“Con esta categoría –abundaba– damos un paso más en la apuesta firme y clara que tiene el actual Gobierno de Andalucía por la sanidad pública. A partir del verano, ya se podrá contratar a estos profesionales desde el SAS, por lo que ganamos en accesibilidad a esta prestación y en una atención más equitativa”.

En el caso del pie diabético, la úlcera es su principal manifestación. Se trata de una herida abierta que presentan el 20% de los pacientes y el 85% de los que han sufrido una amputación de miembro inferior (AMI) por complicación. Tiene un componente neuropático, a veces isquémico y con frecuencia mixto. Un 6% de los pacientes que la padecen requieren ingreso hospitalario para su tratamiento.

La tasa de ingresos hospitalarios por Amputación de Miembro Inferior (AMI) en Andalucía es “elevada” y viene siendo “globalmente superior” a la media española, aunque con una reducción de las diferencias en los últimos años. Según los datos proporcionados por el Conjunto Mínimo Básico de Datos de Andalucía (CMBDA), en los años 2018 y 2019, se practicaron en Andalucía 1.743 y 1.734 AMI en personas con diabetes mellitus –la complicación crónica más frecuente en el pie diabético–, respectivamente.

En 2020, año de los últimos datos disponibles, “se produjo un descenso apreciable en las AMI practicadas en Andalucía con respecto a años anteriores, contabilizándose un total de 1.583, con una tasa de 2,5 AMI por cada 1000 personas con diabetes mellitus en ese año”. La reducción en las altas por AMI y otras complicaciones crónicas respecto a años anteriores se concentrarán “especialmente” en el segundo trimestre del año, coincidiendo con el periodo de confinamiento estricto por la pandemia.

En Andalucía, el sistema público cuenta con una red de atención al pie diabético con la que “asegurar una atención integral, individualizada y de calidad que dé respuesta a las necesidades específicas de la persona con pie de alto riesgo y pie diabético, y de su familia, garantizando la continuidad asistencial”. Promovido por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, se ha elaborado una guía de recomendaciones para la prevención y el manejo del pie diabético a través de un grupo de trabajo multidisciplinar con referentes clínicos de esta área que están “pendiente de publicación”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa Junta utilizará aproximadamente 89 millones de euros del presupuesto del SAS en su estrategia para reducir las listas de espera para cirugías
Artículo siguienteLa Aneca incluye miembros que observan el género en las comisiones de acreditación de docentes universitarios
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.