Inicio Salud El ADN antiguo muestra la resistencia a la malaria de los árabes...

El ADN antiguo muestra la resistencia a la malaria de los árabes orientales

0
Noticias de Salud

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Las personas que viven en la antigua Arabia Oriental -una zona que abarca el sur del golfo Pérsico e incluye el sureste de Iraq, Kuwait, Bahréin, Qatar, el este de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Omán- pueden haber desarrollado resistencia a la malaria tras la aparición de la agricultura en la región hace unos 5.000 años.

Así lo revela el análisis de ADN de los restos de cuatro individuos de Arabia Oriental durante el periodo Tylos (entre los años 300 a.C. y 600 d.C., aproximadamente), que contienen los genomas más antiguos de esa zona del planeta.

Tres muestras reflejan la mutación mediterránea G6PD, protectora de la malaria. El estudio aparece publicado en la revista ‘Cell Genomics’ y está firmado por expertos de las universidades John Moores de Liverpool, Birmingham Dubái y de Cambridge, que trabajaron con la Autoridad de Cultura y Antigüedades de Bahréin y otros institutos árabes, como la Universidad de Medicina y Ciencias de la Salud Mohammed Bin Rashid (Dubái), y centros de investigación de Europa, como la Universidad Lumière (Francia) y el Trinity College (Irlanda).

El descubrimiento de la mutación mediterránea G6PD en antiguos árabes orientales sugiere que muchas personas de las poblaciones de la región pueden haber disfrutado de protección contra la malaria. Actualmente, la mutación G6PD se detecta en su máxima frecuencia en Emiratos Árabes Unidos, según el estudio.

“CONDICIONES IDEALES”

Los investigadores descubrieron que la ascendencia de los habitantes de Arabia Oriental en el periodo Tylos comprende fuentes relacionadas con grupos antiguos de Anatolia, el Levante y el Cáucaso/Irán. Los cuatro individuos se parecían genéticamente más a las poblaciones actuales del Levante e Iraq que a las árabes.

Leer más:  Andalucía ofrece atención médica continua a las más de 12.000 temporeras marroquíes de la fresa

“Según nuestras estimaciones, la frecuencia de la mutación mediterránea G6PD aumentó hace unos 5.000 o 6.000 años, coincidiendo con el inicio de la agricultura en la región, que habría creado condiciones ideales para la proliferación de la malaria”, explica Rui Martiniano, de la Universidad John Moores de Liverpool.

Debido a la mala conservación del ADN antiguo en climas cálidos y húmedos, hasta ahora no se ha secuenciado ningún ADN antiguo de Arabia Oriental, lo que impide el examen directo de la ascendencia genética de sus poblaciones pasadas.

“Al obtener los primeros genomas antiguos del este de Arabia, proporcionamos información sin precedentes sobre la historia humana y la progresión de las enfermedades en esta región”, indica Marc haber, de la Universidad de Birmingham Dubái.

Los datos recopilados a partir del análisis de los restos de los cuatro individuos permitieron a los investigadores caracterizar la composición genética de los habitantes preislámicos de la región, conocimientos que solo podrían haberse obtenido examinando directamente secuencias de ADN antiguas.

Los investigadores recolectaron restos humanos antiguos de colecciones arqueológicas almacenadas en el Museo Nacional de Bahréin. Extrajeron ADN de 25 individuos, pero solo cuatro fueron secuenciados con mayor cobertura debido a una mala conservación.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEspecialistas de Quirónsalud alertan de que el 50% de los jóvenes andaluces de entre 14 y 18 años están utilizando dispositivos de vapeo
Artículo siguienteEl rey asiste al funeral de Fernando Gómez-Acebo en el cementerio de San Isidro de Madrid