Inicio Salud El Consello da Cultura Galega asegura que el eucalipto causa una reducción...

El Consello da Cultura Galega asegura que el eucalipto causa una reducción en la biodiversidad y se requieren acciones urgentes

0

Un informe concluye que su monocultivo produce pérdida de bosques autóctonos, uniformización y efectos sobre la fertilidad del suelo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

Un informe del Consello da Cultura Galega (CCG) concluye que el paisaje de Galicia está sufriendo un proceso de transformación marcado por la “pérdida de biodiversidad” y “uniformización”. Por ello, considera “urgente” medidas de restauración ambiental y restitución de hábitats frente al monocultivo.

Así se recoge en el estudio ‘Impacto no patrimonio natural e cultural dos cultivos forestais con especies de crecemento rápido’, coordinado por Rebeca Blanco-Rotea, quien ha explicado los impactos que provoca el eucalipto sobre el patrimonio natural y cultural de Galicia, una especie que se ha incrementado en 53.000 hectáreas en una década –el 50% de esa zona antes estaba ocupado por pinos y un 40% en la que antes no había arbolado–.

Entre los efectos ambientales de las plantaciones de eucalipto se encuentran: cambios en el régimen hidrológico, efectos sobre la fertilidad del suelo, riesgo de invasión de parcelas adyacentes y pérdida de bosques nativos –especialmente de ribera y robledales–.

Y es que el eucalipto ocupa casi 1,5 millones de hectáreas en Galicia y Portugal –con datos de 2021–, lo que contrasta con las alrededor de 100.000 hectáreas que solo hay en el resto de países europeos en su conjunto.

En este sentido, se advierte de que la gestión forestal está basada en la “productividad” que “prima sobre el resto”, “en la cantidad sin calidad”, lo conlleva “destruir” la biodiversidad que es “símbolo” de identidad gallega. Así, se considera que “es necesario” estudiar la antigüedad de las paisajes del monte gallego.

Asimismo, Teresa Nieto, encargada de la coordinación técnica del informe, ha explicado que el proceso de forestación de eucalipto no es homogéneo en la comunidad, con mayor concentración en zona litoral norte, pero la introducción de la variedad ‘nitens’ da lugar a una mayor expansión.

QUE LAS ADMINISTRACIONES “TOMEN NOTA”

En rueda de prensa, Blanco-Rotea ha explicado la “complejidad” de este estudio, realizado por un equipo multidisciplinar a raíz de diferentes peticiones de organizaciones sociales y vecinales, que se ha elaborado a lo largo de dos años.

Leer más:  Los farmacéuticos respaldan cerca de 600 medidas sanitarias y sociales en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Por su parte, la presidenta del CCG, Rosario Álvarez, ha remarcado que este ha sido un informe “cocinado a fuego lento”, al tiempo que espera que “tomen nota de esta situación” las administraciones que tienen “capacidad de gobierno a distintos niveles”.

AUSENCIA “ENDÉMICA” DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

Apunta que se constata un pérdida de la presencia “material e inmaterial” de elementos que constituyen el paisaje gallego, con una ausencia “endémica” de planificación y ordenación del territorio, en donde los valores culturales y sociales “son marginados”.

El CCG echa en falta desarrollo de instrumentos que se recogen en la legislación gallega. Pone de ejemplo que no hay un mapa de suelos agropecuarios y forestales de Galicia, a pesar de su obligación desde 2011, al tiempo que el plan forestal recoge planes de ordenación de recursos forestales para 2030.

A esto se suma que la ampliación de Red Natura está paralizada desde 2011. De hecho, se avisa de que la protección de las zonas reconocidas “no es eficaz”, pues “no se aplica la normativa con rigor y se están expandiendo especies alóctonas en estas áreas”, sin medidas de recuperación.

En esta línea, Teresa Nieto reflexiona acerca de que se pide una evaluación ambiental para plantaciones de más de 10 hectáreas en áreas protegidas y de más de 50 hectáreas en el resto, pero la media existente en Galicia es de 0,25 hectáreas, por lo que la “práctica totalidad” no están sometidas a evaluación ambiental.

También se llama la atención de que con cada nueva legislación se produce una “puesta a cero en el contador”, es decir, no se corrigen problemas que se han arrastrado hasta ese momento por incumplimiento y sin hacer análisis de cómo se ha llegado a esa situación, en lo que Blanco-Rotea identifica con “posiciones reactivas, de una cierta pasividad”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorCampillos celebra el 24 de septiembre la carrera solidaria ‘Nunca te rindas’
Artículo siguienteUn médico confiesa haber realizado sus sueños gracias a la Fundación ONCE, utilizando un exoesqueleto
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.