Inicio Salud L’Albufera inunda las paredes del Centre del Carme en un “aperitivo” de...

L’Albufera inunda las paredes del Centre del Carme en un “aperitivo” de la próxima falla municipal de València

0

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Patos colorados, chorlitejos y otras aves de L’Albufera cobran vida en dos salas del Centre del Carme (CCCC) junto a la belleza de sus amaneceres y atardeceres. Pero los murales también se zambullen hasta el fondo de la laguna con todas las amenazas a las que se enfrentan las especies, desde el plástico y la contaminación a la falta de calidad del agua. Y en el centro, un símbolo de esperanza: una cigüeñuela espera en un nido una nueva generación que viva mejor.

Este metarrelato del artista urbano Antonio Segura ‘Dulk’ es un “aperitivo” de la próxima falla municipal de València, que se plantará cuando se pueda en la plaza del Ayuntamiento y lleva su firma junto a Alejandro Santaeulia. Precisamente, la muestra estará en el museo hasta mediados de octubre por si las fiestas se pudieran celebrar en esa fecha, aunque también pretende servir de alternativa para los valencianos en otro mes de marzo sin pólvora.

Bajo el título ‘Rondalla del fang’, la exposición invita a sumergirse con todos los sentidos en L’Albufera, gracias al sonido del agua y de otros elementos como redes de pescar y tierra extraída del propio paraje. “Te sientes un personaje más: parte del problema y del lugar”, ha ilustrado el creador en la presentación, a tres días de la inauguración.

La primera sala está protagonizada por la instalación ‘1%’, para poner de relieve algo tan incomprensible como que solo el uno por ciento de la superficie de L’Albufera esté protegida. Una concentración de aves rodeada por tres murales plasma la transición del amanecer al atardecer, coronada por una luna llena de ensueño, como muestra de toda la vida que esconde el paraje y que Dulk pudo ver en directo a las cinco de la mañana.

Un oasis en medio del espacio deja ver las cicatrices de la sequía junto a algunas de las aves más típicas, como el calamón, el anade real, el chorlitejo patinegro o un simpático pato colorado, al lado de alegorías del paso del tiempo, la vida y la muerte en forma de relojes de arena, libros y calaveras. Una abubilla y una garza blanca con el característico farol del artista aportan luz a todas las especies, mientras un flamenco se sumerge en busca de comida.

Leer más:  Mónica García urge a Ayuso a disculparse por desviar recursos destinados a mascarillas para "fines dudosos"

El viaje continúa en la segunda sala con todas las amenazas a las que están sometidos estos animales, exhibiendo en los murales el fondo de ese agua que estaba llena de vida. El mismo flamenco y dos ‘samaracus’ típicos de L’Albufera protagonizan una mágica escena bajo un techo con restos de redes y plásticos. Y en la base de la composición, una diana formada por tierra en varios estados simboliza el punto de mira en el que están las especies.

Con todos estos ingredientes, la propuesta de Dulk conecta con el mensaje de la falla municipal de 2021, basada en la naturaleza con el lema ‘Protegix allò que estimes’. “La intención es que la exposición siga vigente si las Fallas hipotéticamente se pueden celebrar en octubre”, ha aseverado el director del CCCC, José Luis Pérez Pont.

Como presidente de Junta Central Fallera y concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana ha recordado que todo depende de la situación sanitaria y ha invitado a descubrir este “aperitivo de lo que veremos en la plaza”, en el cuarto de año de exposición de los artistas de la falla municipal en el Centre del Carme.

Pero, más allá de las Fallas, ‘Rondalla del fang’ pretende ofrecer una alternativa cultural para estos meses de restricciones. “No podíamos dejar a la gente sin nada, independientemente de si se plantan o no las fallas”, ha proclamado el comisario, Fran Picazo.

L’ALBUFERA, ETERNA DESCONOCIDA

Tras dos meses pintando, el proyecto ha evolucionado sumando elementos a partir del estilo de Dulk, que hasta ahora solo había expuesto en galerías y ahora ofrece algo “totalmente diferente” con animales apelotonados y majestuosos, colores preciosistas y ambiente de calma contenida. De los murales saltan a un catalogo que rescata la clásica ‘rondalla’, el cuento popular oral valenciano, basado en el agua como fuente de vida.

“Hace tiempo que quería plasmar L’Albufera, esa eterna desconocida para nosotros”, ha manifestado el artista, invitando a que los valencianos sepan que hay más que paseos en barca y paellas, sobre todo la vida que se pierde por el cambio climático y la contaminación que ya forma parte del ecosistema.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorCEIM comparte la apuesta de Aguado de que los vacunados recuperen la movilidad y poder reactivar el sector turístico
Artículo siguienteEl gerente del SERIS afirma que con la pandemia “hemos puesto al paciente en el centro” del sistema
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.